En este artículo podemos observar los diversos procedimientos realizados por el maestro luthier Josep Sales de Antella (Valencia) en el proceso de restauración de un oboe profesional alemán de la marca Hans Kreul fabricado a mano en el año 1995 y propiedad de mi hijo.

Este tipo de oboes fueron fabricados en Alemania desde principios del siglo XX hasta finales, llegando incluso el fabricante a comprar la empresa francesa Marigaux. A finales de la década de los noventa, el propietario de la empresa decidió deshacerse de Marigaux y dedicarse profesionalmente al oficio de luthier y a la distribución de instrumentos de viento, tal y como empezó su abuelo a principios del siglo XX.

Como es propio de los alemanes, estos oboes presentan una gran robustez y resistencia, tanto en la madera, que tiene un grosor superior al usual, lo que da al instrumento un timbre oscuro, como en la construcción de las llaves en las que se empleó una aleación más resistente que la alpaca plateada o dorada que es la habitual.