El diccionario de la Real Academia Española nos dice que la inteligencia es:

  • La capacidad de entender o comprender.
  • La capacidad de resolver problemas.
  • Conocimiento, comprensión, acto de comprender.
  • Habilidad, destreza y experiencia.

y, por otro lado, nos dice que la inteligencia artificial es "el desarrollo y utilización de ordenadores con los que se intenta reproducir los procesos de la inteligencia humana".

En mi opinión, la propia definición de inteligencia es muy poco precisa y para qué decir de su equivalente sintético. Efectivamente, parece intuitivo que una de las características de la inteligencia sea la capacidad de entender y comprender, pero ¿es necesaria esta capacidad para resolver problemas?. Nadie duda de que un programa de ordenador tal como Matlab, por poner un ejemplo, es capaz de resolver problemas, pero.....¿los entiende?. 

La habilidad, la destreza y la experiencia parecen también a priori características de la inteligencia, pero un tigre puede ser hábil cazando a sus presas ¿es por eso inteligente?. ¿Si no se es hábil no se es inteligente...?

Parece que la definición de algo que nuestro intelecto comprende (eso creemos) bien no resulta en absoluto sencilla. Hay autores que piensan que lo que llamamos inteligencia es un abanico bastante grande de características y no está en absoluto claro como cada una de estas características se relaciona con las demás.

 Es mi opinión que si complicamos las definiciones, no llegaremos a avanzar demasiado; tal vez sea conveniente definir unos mínimos de lo que entendemos por inteligencia. Un ejemplo similar lo encontramos en otro tipo de definiciones, tales como lo que es, por ejemplo, un fotón. Podemos pensar que es un objeto esférico o de cualquier otra forma, que tiene tal o cual tamaño, que es de tal o cual color, pero con eso no llegamos a nada. Si decimos, por el contrario, que un fotón es un objeto (sea lo que sea un objeto) que no tiene masa, que siempre se desplaza a una velocidad constante, que es la de la luz y que tiene un spin 1 (y algunas otras cosas más), podemos realizar cálculos útiles.

Yo diría que la inteligencia es una propiedad con grado o intensidad y cuya definición puede aplicarse tanto a sistemas naturales como a sistemas sintéticos.

Desde este punto de vista, yo definiría la inteligencia como la capacidad de un sistema, sea natural o sintético, de relacionarse con su entorno respondiendo a las variaciones de este. Tal vez esta definición resulte simplista, pero creo que a partir de ella podemos avanzar. Cuidado, no confundir esta definición de inteligencia con la capacidad que tiene el ser humano (no sabemos si otras especies también) de la autoconsciencia, es decir, el conocimiento de que existe. Esto ya sería un tema para un artículo sobre ontología y esa no es mi especialidad, precisamente.

 En esta definición simplista de inteligencia caben muchos sistemas; pongamos algunos ejemplos:

Evidentemente, cualquier ser vivo tiene cierto grado de inteligencia, ya que es una característica fundamental de los seres vivos relacionarse con su entorno.

Un equipo de aire acondicionado: También tiene inteligencia, en el sentido de que el aparato es capaz de autoregularse para mantener la temperatura que hemos programado independientemente de la temperatura del medio ambiente (hasta cierto punto, claro). Dentro de esta categoría, entrarían gran cantidad de automatismos.

Algunos programas de ordenador, autómatas de diverso tipo, aeronaves, y un largo etcetera son sistemas con un cierto grado de inteligencia.

Sin embargo, esta definición se nos queda corta, porque intuitivamente sabemos que estos sistemas artificiales no son inteligentes. ¿Por qué?. Yo creo que es porque nos falta una característica que es la capacidad de aprender de la experiencia.

Con este razonamiento, podríamos ampliar nuestra definición de inteligencia a la siguiente frase: la capacidad de un sistema, sea natural o sintético, de relacionarse con su entorno mediante el aprendizaje a partir de la experiencia.

Esto ya suena un poco mejor: Si un sistema es inteligente, es porque es capaz de extraer un cierto aprendizaje a partir de su experiencia al evolucionar en el mundo (sea un mundo físico o no). Esta definición empieza a estar más de acuerdo con nuestro concepto intuitivo: Un niño es inteligente porque aprende a hablar fijándose en como lo hacen los adultos que lo rodean.

En los inicios de su aprendizaje, el niño no comprende ni tiene conciencia de las reglas gramaticales del lenguaje que habla y sin embargo........aprende.

Lo mismo podemos decir del proceso de aprender a andar: el niño no resuelve complicadas ecuaciones diferenciales que modelen el comportamiento biomecánico de su musculatura y su esqueleto. Sencillamente va probando y de forma heurística, sin conocer exactamente las reglas va aprendiendo a andar por el viejo método de prueba y error.

En este momento, estamos ya capacitados para definir con una mejor precisión lo que es una inteligencia sintética como una cualidad de grado (muchos la llaman artificial, pero el término no me gusta nada): Es la capacidad que tiene un sistema sintético, normalmente computacional, de relacionarse con su entorno a partir de la experiencia.