En esta nueva versión, se optará por un método de la medida del error de afinación más acorde con la teoría musical. Hasta el momento, se ha medido dicho error como una indicación en tanto por ciento del desplazamiento de la nota fundamental con respecto a la nota teórica (la que está más cerca), sin embargo, ahora adoptaremos una medida en "cents".

En teoría musical, el intervalo más pequeño que puede existir (un semitono) se divide en un número igual de partes denominadas "cents". En el caso de la escala temperada, que es la que nosotros usamos, un semitono se divide en 100 partes o cents (evidentemente, la relación entre los cents es proporcional, no lineal). No ocurre así en la escala natural o Pitagórica, pero como nuestros instrumentos actuales están construidos para que generen una escala temperada, no lo tendremos en cuenta.

Con un ejemplo lo veremos claro: fijémonos en la figura de la derecha, que es la apariencia que tendrá la aplicación en la vista de afinación automática

 En este caso, la aplicación ha detectado que se está interpretando una nota Sol en la escala científica número 5. La frecuencia fundamental teórica de la nota habría de ser de 784 Hz (indicación a la izquierda), pero el instrumento (una flauta travesera en este caso) genera una fundamental de 773,7 Hz (indicación a la derecha en azul oscuro), por lo que hay un error en la afinación de -23 cents. Esto significa que el instrumento está generando la nota Sol aproximadamente un cuarto de semitono por debajo de donde debería, es decir, está algo desafinado.

Veamos si los números cuadran: La distancia en cents entre dos frecuencias dadas se calcula mediante la expresión:

C space equal space 1200 asterisk times italic log subscript 2 left parenthesis f subscript 1 divided by f subscript 2 right parenthesis

donde C es la distancia en cents entre las dos notas y f1 y f2 son dichas notas.

En nuestro caso, f2 es la frecuencia de la nota Sol (5) y f1 es la frecuencia medida, de modo que el cálculo sería:

C space equal space 1200 asterisk times italic log subscript 2 left parenthesis 773 comma 7 divided by 784 right parenthesis space equal space minus 23

Así pues, vemos que el método de medida resulta de una precisión extraordinaria y, de un simple vistazo, nos hacemos una idea de cuánto está desafinado el instrumento para la nota dada. 

La sensibilidad del oído humano a los intervalos expresados en cents varía. Así, un oído muy entrenado puede distinguir un intervalo de 14 cents; por eso existe una franja verde. Normalmente, incluso un oido muy entrenado no será capaz de distinguir que una nota está desafinada siempre que la aguja del dial se mantenga en la zona verde.

En personas no tan entrenadas, la sensibilidad suele ser de unos 30 cents; así, un oído no tan entrenado no podrá distinguir que la nota está desafinada siempre que la aguja se encuentre dentro de las zonas verdes o amarillas.

Por último, cualquiera puede detectar intervalos mayores de 30 cents, por lo que si aguja penetra en la zona roja, es indicativo de que el instrumento está desafinado.

Normalmente, los músicos no piensan en términos de frecuencia de las notas, sino en intervalos. Es mucho más útil para ellos saber que el instrumento está desafinado en un cuarto de semitono que conocer las frecuencias exactas.

Con respecto a la mejora de la precisión en la detección de frecuencia, lo que se hace en esta nueva versión es aplicar una ventana de Hann a la señal de audio digitalizada que procede del micrófono del iPhone, tanto para el cálculo mediante la autocorrelación como mediante la Transformada Discreta de Fourier (se aplica un método u otro en función de la frecuencia de la nota fundamental).

Y, por último, se ha remodelado toda la apariencia gráfica de la aplicación para hacerla más similar a lo que es un afinador de mano y también se han creado las pantallas con la resolución adecuada para el nuevo iPhone 5