A todos nos gusta creer que Internet es un medio en el que nuestros dispositivos de computación (teléfonos móviles, ordenadores, dispositivos conectados en casa, etc.) realizan transacciones, buscan información, etc. de una manera relatívamente segura. Desgraciadamente, nada mas alejado de la realidad. 

En los periódicos leemos continuamente que tal o cual empresa ha sido "atacada" mediante virus, gusanos, malware y demás fauna indeseable y pensamos ingenuamente que eso les ocurre solamente a las grandes corporaciones que los "hackers", "kracker" etc. se fijan como objetivos de ataque, pero creemos que nuestros ordenadores personales o teléfonos no contienen ninguna información que merezca la pena y deducimos de ello que van a estar seguros.