La síntesis de notas musicales de manera artificial es algo que lleva realizándose desde hace bastantes décadas, siendo diversas las técnicas empleadas: Desde las técnicas de sampling y secuenciación que, basándose en muestras de la señal a imitar modifican algunos de los parámetros de la señal tales como el pitch para crear toda la tesitura del instrumento hasta la simulación matemática completa de la señal para cada una de las notas, habitualmente mediante la resolución numérica de las ecuaciones diferenciales del campo acústico en el instrumento.